22 de abril de 1616

Muere Miguel de Cervantes

Inicio / Recursos / Fechas para la historia / 22 de abril de 1616

«Ayer me dieron la extremaunción y hoy escribo ésta; el tiempo es breve, las ansias crecen, las esperanzas menguan y, con todo esto, llevo la vida sobre el deseo que tengo de vivir...».

Poco antes de morir, Cervantes escribió estas palabras. Murió el 22 de abril de 1616 en Madrid, y Shakespeare el día 23 de abril del mismo año. Por eso, esa es la fecha elegida para celebrar el Día Mundial del Libro.  

Márquez Torres, que fue censor de Cervantes, le relató unos meses antes de su muerte una conversación que tuvo con caballeros del séquito de un embajador francés que habían leído el Quijote: 

«Preguntáronme muy por menor su edad, su profesión, calidad y cantidad. Halléme obligado a decir que era viejo, soldado, hidalgo y pobre, a que uno respondió estas formales palabras:
"Pues, a tal hombre no le tiene España muy rico y sustentado del erario público?"
Acudió otro de aquellos caballeros con este pensamiento y con mucha agudeza:
"Si necesidad le ha de obligar a escribir, plega a Dios que nunca tenga abundancia, para que con sus obras, siendo él pobre, haga rico a todo el mundo".»

Miguel de Cervantes Saavedra fue un escritor español, [1547-1616] autor de la obra cumbre de la literatura española: El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha, publicada a principios de 1605. Participó en la batalla de Lepanto, donde quedó inútil de la mano izquierda, de ahí que sea conocido  como “el manco de Lepanto”. Cuando regresaba a España, su galera fue atacada por piratas que le condujeron a Argel, donde estuvo cautivo cinco años, hasta que fue rescatado en 1580.

Desempeñó diversos cargos públicos, fue recaudador de impuestos, y se vio envuelto en diversos procesos judiciales, acabando en la cárcel en Sevilla otros cinco meses. En esta época de extrema carencia y dificultades se cree que comenzase la redacción del Quijote. Murió en Madrid. Su producción literaria es muy extensa.

Escribió poesía, teatro y novela. Su primera obra importante fue La Galatea, una novela pastoril por la que recibió 1 336 reales que, en aquella época, no era una cifra nada despreciable. Con sus Novelas ejemplares obtuvo 1 600 reales y por El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha, menos de esa cifra, a pesar de ser ya un escritor conocido.

En verso escribió Viaje al Parnaso (1614). Para el teatro publicó ocho comedias, entre las que destacan El trato de Argel y Numancia, y ocho entremeses, recopilados en Ocho comedias y ocho entremeses nuevos (1615), entre los que destacan: El retablo de las maravillas y La cueva de Salamanca. Las obras de autores de la época de Cervantes, como Lope de Vega, Calderón o Tirso de Molina, se representaban en los corrales de comedias.

PLATAFORMA PATROCINADA POR