Unas bolsas muy especiales

El mercado bursátil, un termómetro económico

Inicio / Actividades / Unas bolsas muy especiales

Imagen destacada del recurso

Esta actividad nos permitirá acercarnos al mundo de la Bolsa de valores y hacer un repaso de datos básicos relacionados con este mercado. También se dará a conocer una ley que cambió y mejoró la organización y funcionamiento de la Bolsa en España: la Ley del Mercado de Valores de 1988. Conoceremos otras Bolsas de valores del mundo, los índices bursátiles más representativos, y las empresas cotizadas más importantes del momento. Veremos como todas ellas son un termómetro de la marcha económica de un país, un continente o el mundo, pues responden a la información mundial en tiempo real, hecho que se comprobará con algunos ejemplos.

Partiendo de un artículo sobre el nacimiento de Ley del Mercado de Valores de 1988, repasaremos el origen de la Bolsa de valores y se hablará de su creación, de su forma de trabajar y organizarse en sus inicios, y los cambios que la han transformado gracias a la tecnología y las leyes. Se conocerá mejor la Bolsa de valores de España y los cambios que ha experimentado desde la implantación de esa ley, así como el origen de los índices bursátiles y su utilidad. Todo ello navegando por la página de la Bolsa de Madrid y otras páginas que permitirán al alumno resumir la clasificación bursátil de las empresas y repasar conceptos como dividendo bruto y neto, capitalización bursátil, etc. Se reflexionará sobre el caso de la empresa Volkswagen y su influencia inmediata en su valoración bursátil, pues la Bolsa es el termómetro económico que sube o baja en tiempo casi real afectando a sectores, países, continentes, e incluso, a este mundo global en el que vivimos.

 


Objetivos

- Acercar a los alumnos a la historia de la Bolsa de valores, su finalidad y evolución. Identificar las principales Bolsas de valores del mundo así como índices bursátiles españoles e internacionales.

- Valorar las posibilidades que tienen las empresas de recurrir al mercado financiero como canalizador del ahorro y fuente de financiación que proporcione viabilidad a sus proyectos.

- Comprender términos bursátiles: capitalización, efectivo medio contratado, volumen medio diario, índice bursátil, activo financiero, etc.

- Conocer mejor la Bolsa de Madrid y su funcionamiento, y analizar los cambios legales, organizativos y tecnológicos, acontecidos a partir de la Ley del Mercado de valores de 1988.

- Familiarizarse con algunas empresas que operan en la Bolsa de valores española y su categorización por sectores y subsectores. Centrarse en una en particular buscando sus datos bursátiles de páginas de internet para redactar una breve sinopsis.

- Descubrir las 100 mejores empresas del mundo cotizadas de los datos extraídos del informe anual de PwC. Extraer conclusiones traduciendo del inglés algunos de sus resultados: qué sectores se ha desarrollado más y tienen más potencial a futuro, qué sectores que han dejado de tener peso en la economía mundial, qué continentes agrupan las empresas más pujantes, etc.

- Darse cuenta de la importancia que tiene la información en la toma de decisiones de los profesionales del sector financiero. Pensar en las implicaciones y efectos de la globalización económica y su incidencia y repercusión en el mercado de capitales. Constatar cómo hechos políticos y empresariales reales han afectado al mercado financiero y a la marcha de la economía de un país, continente o a nivel mundial.

- Valorar la responsabilidad social y medioambiental de las empresas y comprobar las repercusiones que pueden llegar a tener prácticas que atentan contra el medioambiente. Razonar de forma crítica sobre el caso de la empresa Volkswagen ocurrido en 2015, constatando con cifras cómo afectó su comportamiento a los resultados de la empresa, su valoración bursátil, la del mercado financiero de su país, o a su imagen corporativa a nivel mundial.

- Representar e interpretar gráficos de contenido bursátil con datos extraídos de la Bolsa y realizar cálculos con ellos.

- Valorar la importancia de la formación en el sector financiero, tanto si se desea acceder a él para trabajar, como si es para invertir.

- Comprender el papel que desempeñan los intermediarios financieros en la actividad cotidiana de las empresas y en la sociedad actual.

ELEMENTOS TRANSVERSALES QUE TRABAJA: Comprensión lectora, Expresión escrita, TIC y la Comunicación, Educación cívica y constitucional.


Desarrollo de la actividad


  • Bandera del idioma Español Español
  • Bandera del idioma Inglés Inglés
  • Bandera del idioma Mexicano Mexicano

Página 20 - Libro Mi primer libro de economía, ahorro e inversión:


Página 21 - Libro Mi primer libro de economía, ahorro e inversión:


Página 22 - Libro Mi primer libro de economía, ahorro e inversión:


Página 23 - Libro Mi primer libro de economía, ahorro e inversión:


  • Bandera del idioma Español Español

28 de julio de 1988

Nace la Ley del Mercado de Valores en España

En un mercado se ofrecen productos, y en él los compradores buscan y deciden qué comprar, a un precio determinado por la oferta y la demanda. Si los mercados tradicionales de ropa o alimentos han sufrido cambios los últimos 30 años, son cambios irrelevantes comparados con los sufridos por el mercado bursátil, aquel en el que lo que se negocia son activos financieros. En España, ese cambio tuvo mucho que ver con el nacimiento de la Ley del Mercado de Valores de 28 de julio de 1988. Pero refresquemos la memoria, antes de saber qué ocurrió gracias a ella.

El mercado bursátil, también denominado Bolsa de valores, recibe su nombre de un edificio situado en la ciudad de Brujas, perteneciente a la familia Van der Buërse conocido como Buërse, Bolsa en español. Allí, en el siglo XIII, ya se llevaban a cabo transacciones económicas, se negociaba.

En 1602 se funda la Bolsa de Ámsterdam por la Compañía Holandesa de las Indias Orientales, la bolsa más antigua conocida. A esta le seguirán otras como las de París (1724), Filadelfia (1790), Londres (1801), Milán, Nueva York, Fráncfort, Tokio, Toronto, México, Lima, Hong-Kong o Shanghái. Estas bolsas concentran títulos de las principales empresas de cada país.

Madrid, no quiere permanecer ajena a este mercado y, siguiendo la estela de París, donde ya cotizaba el primer banco español, el Banco de San Carlos, el rey Fernando VII firma en 1831 la ley que dará pie al nacimiento de la Bolsa de Madrid. Su primera sesión se celebra en octubre de ese año.

Las transacciones bursátiles de entonces son frenéticas, se llevan a cabo voceando, reunidos formando corros entre los agentes de cambio y bolsa, los intermediarios o brokers encargados en aquel momento de esa función que, según cita textual de la nueva ley, tenían “una responsabilidad directa en que se guarden y observen fielmente las formalidades legales”.

El parqué, como se conoce el lugar donde se hacen los intercambios, bullía en cada sesión en las Bolsas de valores de muchos lugares del mundo.

Hoy, que tranquilamente podemos hacer cualquier consulta de manera sencilla y rápida en tiempo real, y desde cualquier lugar es posible comprar y vender pulsando una tecla, no imaginamos que antes se hiciera a gritos, atendiendo a las palabras “doy” (vendo), y “tomo” (compro), entre los agentes de cambio y bolsa reunidos en corros. Finalizadas las sesiones de las bolsas españolas, una reunión diaria permitía rectificar una a una todas las transacciones realizadas, antes de publicar los resultados.

Hoy, como ayer, en una Bolsa de valores o mercado financiero se pueden comprar y vender activos financieros, vehículos que canalizan el dinero de los ahorradores hacia las empresas para financiar proyectos: la apertura hacia un nuevo mercado, la ampliación de una gama de productos...

Los títulos más antiguos que cotizan los primeros años de andadura del parqué español son los de Hidroeléctrica Española, empresa de electricidad de los años 60; Telefónica, que sale a Bolsa en 1925 y pone en circulación 200.000 acciones preferentes de 500 pesetas, el equivalente a 3€; o Endesa, que lo hace en 1958.

Para las empresas y los países, el mercado financiero es un mercado oficial organizado donde conseguir dinero de los ahorradores para financiarse. A cambio, obtenidos resultados y si todo va bien, pasado un tiempo y asumido un mayor o menor riesgo, si las empresas crecen y los países son solventes, los inversores obtienen una rentabilidad.

A finales del siglo XIX, un periodista estadounidense llamado Charles Henry Dow, comienza a utilizar en sus análisis los índices bursátiles. Un índice bursátil es un valor numérico que agrupa los valores de un conjunto de empresas, e indica la tendencia del sector, país o continente al que representa. En la época de Charles Dow, las empresas ferroviarias son las más representativas, así que crea  un índice con las compañías más importantes de ese medio de transporte. Hoy, existen varios índices Dow Jones y cientos de índices bursátiles en el mundo.

En España, el IBEX 35 representa a las 35 empresas españolas con más liquidez de las cuatro Bolsas Españolas; en Japón, el Nikkei incluye más de 220 empresas; en EE.UU., encontramos el Standard & Poor's 500 y el famoso Dow Jones; el DAX es el referente de la Bolsa de Fráncfort; Bovespa se llama uno de los más conocidos de Brasil; y el denominado popularmente Footsie, engloba las 100 compañías más importantes del mercado londinense. De todos estos índices y de muchos más, se pueden hoy hacer consultas en tiempo real en internet.

Pero, ¿qué aportó la Ley del Mercado de Valores de 1988 al mercado español?

Esta nueva ley moderniza el mercado de valores, y coloca a la Bolsa española a la altura de las europeas, internacionalizando más su labor pues, además, España se integra en ese momento en el Sistema Monetario Europeo.

También por esas mismas fechas se automatiza el trabajo bursátil y, en 1989, empieza a funcionar la tecnología utilizada en la Bolsa de Toronto denominada CATS, Computer Assisted Trading System, vigente hasta 1995, que se sustituye por SIBE, sistema de contratación informatizada. La transformación tecnológica unida a la nueva ley, simplifica la operativa de este singular mercado, facilita el que las transacciones se hagan de manera más clara y transparente, y define mejor los productos financieros. Aparece la Sociedad de Bolsas, órgano encargado de la gestión técnica del nuevo sistema electrónico de contratación.

Los agentes de cambio y bolsa se transforman en lo que hoy se denominan sociedades y agencias de valores, que engloban a los intermediarios autorizados para negociar en este mercado.

Se crea un órgano supervisor de los mercados, un organismo público, pero independiente, cuyo fin es proteger jurídicamente a los inversores: la Comisión Nacional del Mercado de Valores, conocida por sus siglas CNMV. Cambian también varios órganos de gobierno de las Bolsas.

La ley de 1988 ayuda a la Bolsa española a atraer más inversores extranjeros y a que estos y los nacionales la perciban más accesible, y una opción de inversión no solo reservada a los expertos.

A pesar de los avances, queda mucho camino por recorrer. Este mercado, como le ocurre a otros, continúa evolucionando constantemente. Por ese motivo sigue siendo primordial mejorar los conocimientos de los inversores del futuro, pues las nuevas tecnologías allanan cada vez más la operativa y popularizan el mundo financiero, accesible hoy a toque de tableta o teléfono. También las leyes siguen evolucionando y otras normativas europeas surgen para dar respuesta a nuevas prácticas y necesidades, como la Mifid II, que entra en vigor en 2018. Por eso es cada vez más necesaria la cultura financiera, para saber qué hay detrás de cada producto y mercado, y elegir lo mejor muy bien asesorados.

 

                      
  • Bandera del idioma Español Español

ACTIVIDAD PRINCIPAL

El Mercado de Valores y su función

  • Bandera del idioma Español Español

Las Bolsas de valores:

Los activos financieros se compran y venden en mercados bien organizados y seguros, llamados Bolsas de valores. La primera nació en Holanda, pero hay Bolsas en muchos países. Juntas, forman el mercado financiero mundial.

Ver a pantalla completa
  • Bandera del idioma Español Español

¿Qué son y qué miden los índices bursátiles?:

Aprende cómo analizan los inversores el valor de las empresas de un país con la ayuda de los índices bursátiles y por qué algunos son más representativos que otros.

Ver a pantalla completa
  • Bandera del idioma Español Español

VERDADERO/FALSO

La Bolsa Española y el IBEX

Di si estas afirmaciones sobre la Bolsa de Madrid, su organización e índices bursátiles son verdaderas o falsas. Para conocer las respuestas correctas, puedes navegar antes por la página web de esta entidad y acercarte a su historia, a los mercados que la componen, a las empresas que cotizan en ella, y a sus principales reglas de funcionamiento.

La Bolsa de valores es un mercado oficial organizado y las transacciones que en ella se llevan a cabo dan seguridad jurídica a los inversores.

El IBEX35 es un índice compuesto por 25 valores de empresas españolas.

Hay cuatro Bolsas en España en las ciudades de: Madrid, Barcelona, Bilbao y Valencia

En el IBEX35 solo hay valores de la Bolsa de Madrid

El IBEX35 es un índice de precios ponderado que recoge los 35 valores más líquidos cotizados de las cuatro Bolsas españolas.

En la Bolsa, no siempre se pueden convertir nuestros activos en dinero líquido.

Las lonjas de contratación del siglo XIV, son las antecesoras del mercado y son el lugar de encuentro de comerciantes

El índice IBEX 35 se revisa cuatro veces al año, es decir, trimestralmente.

La Bolsa no sirve a las empresas para financiarse.

Solo existe un índice IBEX35.

Las empresas de la Bolsa española se clasifican en 6 sectores.

Las siglas BME responden a Bolsa de Madrid, España

El órgano supervisor del Mercado de valores Español es la CNV

El índice Latibex no pertenece al mercado financiero español.

La Ley del Mercado de Valores de 28 de julio de 1988 y el real decreto que desarrolla esta ley, son los textos en los que se apoya la estructura y el funcionamiento de la Bolsa en España.

Las siglas UME significan Unión Monetaria Española

La sede actual de la Bolsa de Madrid es el Palacio de la Bolsa, inaugurado por la reina María Cristina en 1893.

En 1988 se aprueba la Constitución Española y las mejoras del mercado financiero contribuyen al incremento de la inversión extranjera.

Aunque el euro entró en circulación el 1 de enero de 2012 en los 12 Estados miembros de la Unión Monetaria Europea, desde el 1 de enero de 1999 ya se negociaba en euros en los mercados de valores españoles.

La normativa europea MIFID II y su reglamento, entran en vigor en 2018.

  • Bandera del idioma Español Español
  • Bandera del idioma Inglés Inglés
  • Bandera del idioma Portugués Portugués
  • Bandera del idioma Alemán Alemán
  • Bandera del idioma Italiano Italiano
  • Bandera del idioma Francés Francés

Bolsa de valores:

Lugar o “tienda oficial” en el que se compran o venden, es decir, se negocian, activos financieros. También se llama mercado bursátil. Casi todos los países lo tienen.


Capitalización bursátil:

Cifra que mide el valor de todas las acciones de las empresas que cotizan en Bolsa o, lo que es lo mismo, su valor total a precio de mercado. Se calcula multiplicando los valores bursátiles de todas las empresas que componen la Bolsa por su precio de mercado a una fecha concreta.

Este término referido a una empresa, es el precio que se pagaría por ella si se vendiera en un determinado momento. Se calcula multiplicando el número de acciones de la empresa por su precio de mercado.


CNMV:

Siglas que significan Comisión Nacional del Mercado de Valores. Es un organismo público encargado de supervisar y velar por el buen funcionamiento del mercado financiero en España y así proteger mejor a los inversores.


Índice bursátil:

Valor numérico que representa el valor, a precio de mercado, de un conjunto de empresas específico. Los hay que engloban las de un sector, un país o un continente, y sirven de referencia a los analistas financieros para conocer las tendencias y la evolución de un mercado y tomar decisiones de inversión. 

Dividendo bruto:

Dividendo es el beneficio o remuneración que obtiene un inversor que ha comprado acciones de una empresa. A efectos fiscales, es una renta por la que se tributa a la Hacienda Pública. Cuando se recibe, se le resta una retención en concepto de impuesto.

El dividendo al que todavía no se le ha aplicado la retención es el dividendo bruto. Al que ya se le ha aplicado la retención o impuesto se llama dividendo neto.

Dividendo neto:

Dividendo es el beneficio o remuneración que obtiene un inversor que ha comprado acciones de una empresa. A efectos fiscales, es una renta por la que se tributa a la Hacienda Pública. Cuando se recibe se le resta una retención en concepto de impuesto. 

El dividendo al que ya se le ha aplicado la retención o impuesto se llama dividendo neto. Si todavía no se le ha restado, se le llama dividendo bruto.

PLATAFORMA PATROCINADA POR