24 de mayo de 2015

Laudato si, segunda encíclica del papa Francisco

Inicio / Recursos / Fechas para la historia / 24 de mayo de 2015

En esta fecha, el papa Francisco I quiso hablarnos “sobre el cuidado de la casa común”, y lo hizo a través de una encíclica, la manera que tiene la iglesia de transmitir su doctrina. Si no sabes qué es una encíclica y a qué “casa común” se refiere, sigue leyendo porque, seas o no creyente, muchas personas en el mundo hablan de este tema: el cuidado de nuestra casa, que no es otra que nuestra maravillosa madre Tierra. 

La palabra
encíclica proviene del latín, del término encyclia y del griego egkyklios, que significa “envolver en círculos”.
Una encíclica es una carta extensa cuyo contenido tiene que ver con temas de la Iglesia y su doctrina. Para la iglesia católica romana, es un 
importante documento escrito por el papa que se dirige a los obispos y, a través de ellos, a todas las iglesias y fieles del mundo. Sin embargo, no es un documento exclusivo de la iglesia católica, también la iglesia ortodoxa o la anglicana utilizan encíclicas para transmitir sus mensajes.

En la iglesia católica romana, este documento se suele redactar en latín, el idioma oficial de la Santa Sede y, desde el latín, su texto se traduce a las principales lenguas del mundo para ser transmitido a fieles de todos los continentes.

Cada encíclica toma su título de las primeras palabras del documento. La primera encíclica católica fue escrita en el año 1766 por el papa Benedicto XIV, pero otros papas como Pío XII, Juan XXIII, Juan Pablo I, o ahora el papa Francisco I, han escrito encíclicas.

La encíclica Laudato si, es la segunda encíclica escrita por el papa Francisco, y se puede encontrar en la página del Vaticano en alemán, árabe, español, francés, inglés, italiano, latín, polaco… entre otros idiomas.

Se llama Laudato si porque las primeras palabras de su carta comienzan así:

Laudato si’, mi’ Signore,  que significa: Alabado seas, mi Señor. 

Con esas palabras comienza un cántico o himno en el que san Francisco de Asís, alababa a Dios por todas las criaturas del universo: el Sol, la luna y las estrellas, el aire, el cielo, el viento, el agua. 

Y…, ¿qué tiene esto que ver con el papa Francisco? ¿Por qué motivos escribe esta encíclica?

Él mismo lo explica en sus primeros párrafos: “Ahora, frente al deterioro ambiental global, quiero dirigirme a cada persona que habita este planeta.” Posteriormente, cuenta que ya el patriarca Bartolomé “llamó la atención sobre las raíces éticas y espirituales de los problemas ambientales, que nos invitan a encontrar soluciones no sólo en la técnica sino en un cambio del ser humano, porque de otro modo afrontaríamos sólo los síntomas.”

También habla en su encíclica de san Francisco de Asís, santo del que Jorge Mario Bergoglio tomó su nombre al ser elegido obispo de Roma y papa de la iglesia católica romana que para él, es ejemplo del cuidado de lo que es débil y de la ecología integral.

Algunas de las frases extraídas de esta encíclica del papa nos hacen recordar titulares de periódicos, frases dichas por científicos de diferentes ámbitos, filósofos o responsables de organismos internacionales. Parece que la ecología y el cuidado del medioambiente es cosa de todos, independientemente de su raza, idioma, religión o profesión. Lee estas diez frases de la encíclica, y piensa si tú opinas lo mismo:

“El desafío urgente de proteger nuestra casa común incluye la preocupación de unir a toda la familia humana en la búsqueda de un desarrollo sostenible e integral,…”

“La tierra, nuestra casa, parece convertirse cada vez más en un inmenso depósito de porquería. En muchos lugares del planeta, los ancianos añoran los paisajes de otros tiempos, que ahora se ven inundados de basura.”

“… el sistema industrial, … no ha desarrollado la capacidad de absorber y reutilizar residuos y desechos. Todavía no se ha logrado adoptar un modelo circular de producción que asegure recursos para todos y para las generaciones futuras, y que supone limitar al máximo el uso de los recursos no renovables, moderar el consumo, maximizar la eficiencia del aprovechamiento, reutilizar y reciclar.

“El cambio climático es un problema global con graves dimensiones ambientales, sociales, económicas, distributivas y políticas, y plantea uno de los principales desafíos actuales para la humanidad.”

“… el hábito de gastar y tirar alcanza niveles inauditos.”

“Los recursos de la tierra también están siendo depredados a causa de formas inmediatistas de entender la economía y la actividad comercial y productiva.”

“… no podemos dejar de considerar los efectos de la degradación ambiental, del actual modelo de desarrollo y de la cultura del descarte en la vida de las personas.”

“…los pueblos en vías de desarrollo, donde se encuentran las más importantes reservas de la biosfera, siguen alimentando el desarrollo de los países más ricos a costa de su presente y de su futuro.”

“Hay más sensibilidad ecológica en las poblaciones, aunque no alcanza para modificar los hábitos dañinos de consumo, que no parecen ceder sino que se amplían…”

 “Nadie pretende volver a la época de las cavernas, pero sí es indispensable aminorar la marcha para mirar la realidad de otra manera, recoger los avances positivos y sostenibles, y a la vez recuperar los valores y los grandes fines arrasados por un desenfreno megalómano.

 



PLATAFORMA PATROCINADA POR