Lehman Brothers y la crisis de 2008

El desencadenante de una larga crisis económica

Inicio / Actividades / Lehman Brothers y la crisis de 2008

Imagen destacada del recurso

La caída de Lehman Brothers  y la consiguiente crisis económica mundial no es un fenómeno lejano ni el tiempo ni en el espacio. Diez años después de que tuviera lugar, muchos países siguen sufriendo sus consecuencias y a todos nos ha afectado de una u otra manera.

Con esta actividad queremos repasar qué ocurrió en el año 2008 para que esta empresa quebrara, qué agentes económicos estuvieron implicados en aquel momento y cuáles han sido sus consecuencias, no solo en nuestro ámbito más cercano, sino a nivel nacional e internacional. Repasaremos con esta actividad conceptos como burbuja inmobiliaria y financiera, crisis de crédito y de deuda, banco de inversión o hipoteca de alto riesgo y trataremos de pensar qué se hizo mal entonces y cómo estar mejor preparados para una situación similar en el futuro. Esta no fue ni será la última crisis financiera, ¿tropezaremos de nuevo con la misma piedra?


Objetivos

  • Observar los problemas económicos de la sociedad en el 2008, para analizar y valorar de forma crítica que ocurrió desde el punto de vista económico en ese momento y las causas de la Gran Recesión.
  • Relacionar la Gran Recesión con los cambios en el escenario económico mundial en 2008 así como sus consecuencias hasta la época actual, teniendo en cuenta las circunstancias técnicas, económicas, sociales y políticas derivadas de esta crisis. Para ello se realizarán encuestas en el entorno cercano y se analizarán datos locales, nacionales o mundiales.
  • Comparar pasado, presente y futuro analizando las causas y consecuencias de otras crisis financieras: 1929, 1977…
  • Buscar e interpretar datos e indicadores económicos básicos y su evolución en aquel momento de crisis y posteriormente.
  • Entender conceptos económicos relacionados con las crisis económicas: hipoteca de alto riesgo, burbuja inmobiliaria, deuda pública, crisis de deuda y de crédito, agencia de calificación…
  • Valorar el impacto de esa crisis hoy, sus efectos en la calidad de vida de las personas en distintos entornos.
  • reflexionar sobre las crisis económicas cíclicas y si haber “sentido” y sufrido esta experiencia en el entorno hace que se estemos mejor preparados para afrontar otras crisis similares en el futuro.
  • Identificar el papel de los Bancos Centrales en las crisis económicas y su influencia mediante la política monetaria.
  • Analizar y valorar las causas y consecuencias de la globalización económica así como el papel de los organismos económicos internacionales en su regulación.
  • Crear un powerpoint o documental de las consecuencias de la crisis de 2008, valorando la fuerza de la fotografía de fotoperiodistas como Dorothea Lange y sus emblemáticas imágenes de las crisis de 1929.

ELEMENTOS TRANSVERSALES QUE TRABAJA: Comprensión lectora, Expresión oral y escrita, Comunicación audiovisual, TIC y la Comunicación.


Desarrollo de la actividad


  • Bandera del idioma Español Español
  • Bandera del idioma Mexicano Mexicano

Página 36 - Libro Mis primeras elecciones: sector público y sistemas de gobierno:


Página 37 - Libro Mis primeras elecciones: sector público y sistemas de gobierno:


Página 38 - Libro Mis primeras elecciones: sector público y sistemas de gobierno:


Página 39 - Libro Mis primeras elecciones: sector público y sistemas de gobierno:


  • Bandera del idioma Español Español

15 de septiembre de 2008

La quiebra de Lehman Brothers

El 15 de septiembre de 2008 ha pasado a la historia como una de las fechas más negras para la economía mundial. Ese día quebró el gran banco de inversión estadounidense Lehman Brothers y su caída fue el principio de una gran crisis mundial que ha azotado el mundo durante una década.

Un banco de inversión o banco de negocios es aquel que proporciona a sus clientes productos financieros, les ayuda a negociar en los mercados y ofrece servicios consultivos y de intermediación. Lehman Brothers era uno de los más importantes. Los controles sobre las operaciones que realizaban este tipo de entidades se habían relajado en los años 1990 y 2000, lo que hizo que muchos de estos bancos fuesen arriesgando cada vez más, creando productos financieros de alto riesgo que las agencias de calificación, encargadas de vigilar la transparencia y seguridad de este tipo de acciones, no limitaban, en la creencia de que el mercado se regularía por sí mismo.

El detonante de la crisis fue un producto financiero conocido como hipoteca subprime. Se trataba de créditos hipotecarios concedidos a personas o entidades que no poseían recursos para garantizar su devolución. Eso no parecía importar, pues estaba muy extendida la creencia de que el valor de las viviendas no dejaría de subir, lo que garantizaba la seguridad de los préstamos. Era un caso típico de burbuja inmobiliaria.

 Cuando los precios de los inmuebles comenzaron a bajar, las hipotecas pasaron a ser ruinosas. Como, además, esas hipotecas se habían vendido en paquetes con otros activos financieros, contaminaron todos los productos de la entidad, el efecto para el banco fue devastador, acumulando pérdidas de miles de millones de dólares.

 Las autoridades económicas estadounidenses, en una decisión muy controvertida, decidieron no acudir al rescate de Lehman Brothers, ya que opinaban que supondría un mal precedente y una invitación para otras entidades a no ser precavidos en sus actuaciones, ya que siempre podían contar con la ayuda de la administración: es el llamado “riesgo moral”. Así, el banco quebró y las consecuencias fueron una enorme crisis de crédito (los bancos no se prestaban dinero entre sí, pues desconfiaban de la solvencia de las entidades, ni tampoco a sus clientes, empresas o particulares) y tras ella una crisis de deuda (los Estados se vieron obligados a rescatar bancos o aseguradoras con dinero público aumentando sus déficits).

 La caída de Lehman Brothers marcó el comienzo de la Gran Recesión, la gran crisis económica que lleva una década marcando la economía mundial y que ha tenido gravísimas consecuencias en muchos países, sobre todo en los de la Europa mediterránea que usan el euro como moneda y que han tenido que adoptar severas medidas de austeridad para conseguir préstamos que evitasen su quiebra.

  • Bandera del idioma Español Español

TEST

La quiebra de Lehman Brothers y sus consecuencias

Escoge la respuesta que creas más acertada para cada pregunta, en relación con la caída de Lehman Brothers:

Lehman Brothers era:

A
B
C
D

La caída de Lehman Brothers se produjo:

A
B
C
D

A la crisis que siguió a la caída de Lehmann Brothers se la conoce como :

A
B
C
D

Cuando los Estados tienen dificultades para financiarse en los mercados se produce:

A
B
C
D

Una hipoteca subprime es:

A
B
C
D

En Europa, la respuesta a la crisis de 2008 fue:

A
B
C
D

La crisis de 2008 tuvo sus mayores efectos en:

A
B
C
D

La situación en que una entidad toma riesgos, en la certeza de que serán asumidos por otros, se conoce como:

A
B
C
D

La creencia de que los precios de un producto nunca van a bajar produce:

A
B
C
D

La solvencia de las entidades financieras viene marcada por las evaluaciones de:

A
B
C
D

  • Bandera del idioma Español Español

ACTIVIDAD PRINCIPAL

Lehman Brothers y la crisis de 2008

  • Bandera del idioma Español Español

15 de septiembre, el día maldito que nadie quiere recordar en Wall Street:

La quiebra del gigante financiero Lehman Brothers en 2008 incendió los mercados y aceleró la crisis mundial

Los aniversarios son una ventana abierta al pasado. Unos son para celebrar, otros para no olvidar, aunque duela. Pero el que este jueves se cumple en Wall Street es de los que la mayoría en el parqué neoyorquino quiere que pase de la manera más inadvertida posible pese a que sea un recordatirio de lo que se sigue haciendo mal. El lunes 15 de septiembre de 2008, hace justo hoy ocho años, Lehman Brothers, el cuarto banco de inversión de Estados Unidos, se declaró oficialmente en bancarrota tras 158 años de actividad. Los efectos de aquel seismo, que costó 22 billones de dólares a la economía de Estados Unidos, aún se sienten por toda la economía global.

Lehman había perdido el 95% de su valor en Bolsa desde su máximo de 2007 cuando se le dejó caer. Su apuesta por hacer negocio con las hipotecas basura se le había atragantado. Las negociaciones con las dos entidades que en un principio se perfilaban como posibles compradores para evitar el desastre, Bank of America y el grupo británico Barclays, fracasaron. Con el anuncio de quiebra, esa misma noche los analistas ya advirtieron: "Tendrá importantes consecuencias para el sistema financiero del país". Las consecuencias no solo se notaron en Estados Unidos: esa quiebra es considerado el punto de inflexión, de no retorno, en la crisis global.

En el número 745 de la Séptima Avenida se puede visitar el epicentro de la mayor crisis financiera desde la Gran Depresión. Era la sede de Lehman Brothers. El banco había sobrevivido al crack de 29, pero no pudo resistir la crisis de crédito que se cocinaba bajo los cimientos de Wall Street. No fue un hecho aislado: antes de Lehman, otros dos bancos de inversión estadounidenses ya habían hecho aguas y las entidades hipotecarias semipúblicas Fannie Mae y Freddie Mac habían sido rescatadas. Las primeras alarmas por el exceso de las hipotecas subprime, que sonaron con estruendo un año antes por los problemas en las carteras de Bears Stearns, ya hacían estragos en Bolsa y habían minado la credibilidad del sistema financiero.

Pero el derrumbe de Lehman Brothers fue la señal definitiva que las hipotecas basura y los activos tóxicos, ocultos y empaquetados dentro de millones de productos de inversión y fondos de todo el mundo —y respaldados por una especie de seguros que se demostraron papel mojado— habían infectado todo el sistema. Y todo esto sucedía mientras los más expertos de Wall Street tenía que ponerse al día con los nuevos términos que empezaban a dominar la jerga financiera.

Las agencias de calificación de riesgo volvieron a reaccionar demasiado tarde. Tras la noticia de la suspensión de pagos, salieron en avalancha a rebajar la calificación de Lehman. Pero hasta el día anterior tenían calificaciones de alta solvencia para la entidad que había presentado la mayor suspensión de pagos de la historia. Dos años después, la autopsia de la quiebra destapó que en en el seno de la entidad había un entramado trabajando desde hacía tiempo para tapar los desmanes y esconder la deuda fuera del balance oficial.

La imagen de decenas de empleados trajeados abandonando la sede del banco con cajas de cartón con sus objetos personales dio la vuelta al mundo. El banco tenía 25.935 empleados. La Reserva Federal —que, según se supo después por las actas de sus reuniones de 2007, no tenía ni idea de lo que se le venía encima a la economía— anunció medidas de urgencia para frenar el desastre. Pero no fueron capaces de frenar el tsunami financiero: el miedo a los problemas ocultos sacudió primero los mercados de todo el mundo, a los bancos de todos los sistemas (las subprimes afloraron problemas también en bancos europeos como Société Générale, BNP Paribas o Deustche Bank). La crisis acabó contagiando a la economía real de todo el globo.

La Reserva Federal de Estados Unidos cifró cinco años después en 12,6 billones de dólares la cantidad que movilizó para estabilizar el sector financiero, lo que equivale a más del 80% del PIB de 2007. Eso sin contar con unos tipos de interés estancados en el 0% desde diciembre de 2008. En diciembre de 2015, por primera vez, la Fed se atrevió a subirlos tímidamente. Y de momento no han encontrado una segunda ocasión, porque la economía no termina de dar muestras definitivas de que puede soportar un alza rotunda del precio del dinero.

En la Unión Europea, en 2008 lo peor estaba por llegar. La nueva Gran Depresión, la crisis de la deuda europea y del euro, la explosión de la burbuja inmobiliaria... La resaca de aquel 15 de septiembre de hace ocho años todavía no ha pasado del todo y los grandes bancos que fueron protagonistas de los excesos que llevaron a la crisis siguen ahí, más fuertes aunque con dificultad para generar más ingresos porque las reglas de juego son más estrictas.  Los bancos centrales, entre tanto, siguen ocho años depsués con una laxitud extrema de la política monetaria.

  • Bandera del idioma Español Español
  • Bandera del idioma Inglés Inglés
  • Bandera del idioma Portugués Portugués
  • Bandera del idioma Alemán Alemán
  • Bandera del idioma Italiano Italiano
  • Bandera del idioma Francés Francés

Agencia de calificación:

Empresa que califica o valora las emisiones de deuda pública (bonos y otros activos financieros) de un país y la deuda corporativa emitida por las empresas. Con su nota indican a los inversores el riesgo que asumen cuando le prestan dinero.


Burbuja económica:

Subida del precio de un producto o activo de forma injustificada y prolongada en el tiempo. Ese producto se compra para especular, para obtener un beneficio creyendo que el precio seguirá subiendo. Si eso no ocurre y cae bruscamente, la burbuja se “pincha”, se produce un crack, y ya no será fácil venderlo. 


Austeridad:

Este término, referido a la política y economía de un país, hace referencia a etapas en las que los Estados reducen el gasto público, en ocasiones se suben impuestos para poder hacer frente al pago de algunos servicios, y hay que ceñirse a normas que no suelen ser populares porque son severas, difíciles de cumplir, y suponen recortes de fondos para los ciudadanos que afectan a su calidad de vida. 


Las personas, países o Estados pueden ser austeros en determinados momentos de crisis económica, ahorrando más y gastando menos.


Banco de inversión o de negocios:

Entidad financiera especializada en proporcionar a sus clientes productos financieros, valores que se negocian en los mercados de capitales, ofreciendo también servicios consultivos y de intermediación. También se conoce como banco de negocios.



Gran Depresión:

Nombre con el que se conoce la crisis que afectó a la economía mundial desde 1929 hasta la II Guerra Mundial, una de las crisis económicas más profundas e importantes que ha tenido lugar a nivel mundial, originada en EE.UU.


Burbuja inmobiliaria:

Burbuja económica producida por la subida desmesurada de los precios de la vivienda y su posterior caída.


Crisis de crédito:

Crisis provocada cuando los bancos no se prestan dinero entre sí, pues desconfían de la solvencia de otras entidades, ni prestan dinero a sus clientes, tanto a empresas como a particulares.


Crisis de deuda:

Crisis provocada cuando los Estados atraviesan por problemas de financiación o dificultades para cumplir con el pago de sus compromisos de devolución de los préstamos o los intereses de la deuda pública.


Gran Recesión:

Nombre con el que se conoce la crisis económica de 2008, que tuvo importantes consecuencias a nivel mundial y que hoy todavía sigue afectando a la economía mundial.


Hipoteca subprime:

Préstamos hipotecarios de alto riesgo, pues se conceden a personas con dudosa capacidad para devolverlos.


Rescate bancario:

Ayuda pública proporcionada a las entidades bancarias de varios países en determinados momentos de crisis. Ocurrió sobre todo con la crisis financiera de 2008.


Riesgo moral:

Cuando una de las partes de un acuerdo o contrato, busca su beneficio arriesgando más de lo normal, porque sabe que la otra desconoce o no tiene información suficiente acerca de lo que hace, y será quien asuma las consecuencias si algo malo ocurre, hablamos de riesgo moral. Es el riesgo que se asume porque se sabe que será otro el que pague los posibles resultados negativos.


PLATAFORMA PATROCINADA POR